En apenas 48 horas, Laboulaye sumó 82 casos y analiza nuevas medidas

Con 82 nuevos casos declarados entre lunes y martes y una muerte por día desde hace una semana, acumulando ya 32 víctimas fatales, la situación epidemiológica en Laboulaye preocupa en extremo a las autoridades municipales y sanitarias, que no descartan aplicar más medidas restrictivas.

 

El intendente César Abdala apuntó al “desinterés de la gente en la pandemia”: “No se cuidan. La transmisión se hace por medio del contacto y el resultado es lo que estamos viendo. La verdad es que estoy un poco desconcertado, porque no quiero aplicar restricciones y que la gente respete las medidas, pero indudablemente no lo hace y no nos deja alternativas”.

El doctor Tosello, integrante del equipo de Salud del Hospital, sostuvo: “Interpretamos que es la tormenta perfecta: el descuido, la no colaboración de la gente y la presencia de todas las cepas circulando, algunas siendo muy agresivas”.

Desde hace 2 semanas Laboulaye viene soportando un estallido de casos: este lunes la cifra arrojada fue de 41 nuevos casos y ayer otros 41 dispararon todas las alarmas. Es por ello que hoy se reunirá la mesa del COE local, más voluntarios, Policía y personal municipal en procura de definir medidas y cortar la cadena de contagios.

Son varios los pacientes internados que fueron derivados a Río Cuarto. Entre ellos, un joven médico que con las dos dosis de la vacuna Sputnik V, y sin comorbilidades, afronta un cuadro crítico.

En el HospitalProvincial RamónCárcano debieron disponer de más espacios para internación de pacientes y hay preocupación porque además se observa un aumento de contagios entre vecinos de sectores vulnerables que carecen de una vivienda óptima donde poder aislarse y con cuadros de mala alimentación.

Tal lo dicho por el propio intendente César Abdala a Puntal, insistiendo en que todas estas condiciones agravan el panorama sanitario en la ciudad.

Sobre la visita del subsecretario de Salud de la Provincia, ocurrido el lunes, el mandatario laboulayense sostuvo: “Están más interesados en aplicar tratamientos o poner un shockroom en el Hospital, cuando la cosa va por otro lado. Acá tenemos sólo tres camas libres y no sé cómo está RíoCuarto, pero estamos apretados. Se deberían tomar otras acciones”. Y agregó que, a pesar de las vacunas que arribaron, se está muy lejos de llegar a un porcentaje deseado para lograr la inmunización de rebaño.

“Estamos en un callejón sin salida y nos están llevando directamente a poner restricciones más severas, porque no tenemos muchas otras armas”, sentenció.

Se lamentó de la falta de responsabilidad de los ciudadanos que siguen reuniéndose y haciendo fiestas. “Lamentablemente, mañana (por hoy) analizaremos y seguramente decidiremos prohibir todo tipo de reunión familiares: ni de 10 ni de cinco, no hay que reunirse”.

“Vamos a ver si la fiscal nos acompaña y hasta dónde y también la Policía. Nosotros no tenemos el poder de detener”, reiteró. Cabe recordar que el mandatario sostuvo semanas atrás que era necesario aplicar penas más duras y castigar con cárcel a quienes participan en reuniones y terminan siendo agentes de contagio.

Panorama complejo

Por su parte, el doctor Juan Tosello, nefrólogo e integrante del servicio de clínica médica del Hospital de Laboulaye, comentó a Puntal sobre la situación sanitaria.

“Hace dos semanas que venimos con un estallido de casos. Ya vamos rumbo a los 1.700 casos, para una población de 23.000 habitantes es muy elevado”.

“La semana pasada estuvimos verdaderamente muy apretados con los casos que requirieron internación; con la necesidad del hospital de haber utilizado dos salas más para pacientes Covid, más algunos ingresos en terapia”.

En medio de este complejo panorama, Tosello señaló: “Tuvimos una situación ‘favorable’, cual fue que tanto el Hospital de RíoCuarto como las clínicas privadas de esa ciudad al no estar saturadas pudieron absorber entre 7 y 9 pacientes críticos. Eso nos permitió un desahogo”.

El facultativo dijo que la disposición del Ministerio de Salud es derivar los pacientes; salvo en casos extremos y cuando se saturan los centros de derivación, es cuando se logra la autorización para utilizar la UTI del Hospital para tratar pacientes con Covid.

“Hemos visto el ingreso del coronavirus a domicilios que nos ha devastado”, precisó Tosello, en referencia a que debieron lamentarse víctimas fatales de convivientes con escasos días de diferencia.

“El virus que entra en el núcleo familiar, donde nos movilizamos sin barbijo, ni otra medida, está atacando con mucha fortaleza, lo cual nos está indicando que es otra cepa, otra variante la que está circulando. A diferencia de lo que fue la primera ola, nosotros veíamos casos, por ejemplo, del esposo con algún síntoma y la mujer ni siquiera daba positivo PCR. En esta ola los casos tienen desenlaces graves”, apuntó Tosello.



Autor:FM MAS

Fuente: PUNTAL

Comentarios

Comentar artículo